domingo, 12 de septiembre de 2010

HOPE.

Os voy a contar la historia de un brillante, que según su leyenda, a traído mala suerte a quienés lo han poseído. Vereís este brillante recibe su nombre de Lord Henry Philip Hope, quién lo adquirió en Londres en 1830. Pesa 45:52 quilates, es de raro color azul profundo y fue cortado en forma oval (cushion cut) y tallado con 60 facetas. Se supone que el Hope formara parte de los " diamantes azules de la corona francesa" y fuese robado durante la Revolución, portando consigo, desde entonces, la mala suerte y la desgracia a sus propietarios. Sobre esta leyenda, Susanne Steinem Patch escribió el libro "Blue Mystery" publicado en 1975. Lord Francis Hope lo heredó de su padre y lo vendió en 1901 a Simón Frankel de Nueva York. Desde entonces, el Hope ha pertenecido a Abdul Hamid II Sultán de Turquía, a los joyeros Cartier, Evelyn Walsh Mclean y Harry Wisnton, quién lo donó a la Smithsonian Institution de Washington, donde se exhibe públicamente en la sala de Gemas. Como vereís ha acabado en un museo de gemas y donado, ya no se atrevieron a venderlo, por lo que pudiera ocurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario